Receta del día: Lasaña de carne y vegetales

Receta del día: Lasaña de carne y vegetales
Foto: Youtube

Hoy aprenderás a preparar una deliciosa lasaña de carne y vegetales para sorprender a propios y extraños, en una cena familiar, cumpleaños, compromisos, etc.

Autora: Alejandra de Nava

Ingredientes para preparar la lasaña de carne y vegetales:

• 750 g de carne molida
• 2 cucharaditas de sal
• ½ cucharadita de pimienta negra molida
• 2 dientes de ajo picados
• 2 cucharadas de aceite vegetal
• 1 taza de cebolla picada
• 1 paquete de pasta para lasaña
• 1 frasco de 680 g de salsa para pasta
• 2 tazas de agua
• 1 pimiento rojo picado
• 4 tazas de vegetales picados
• 2 tazas de requesón
• 3/4 taza de queso parmesano rallado
• 1/4 taza de perejil fresco picado
• 1/2 cucharadita de orégano seco
• 1/2 cucharadita de ajo en polvo
• 1/2 cucharadita de sal
• 450 g de queso mozarela rallado
• 2 cucharaditas de aceite de oliva

"Una comida bien preparada tienes sabores delicados que hay que retener en la boca para apreciarlos." – Tennessee Williams Clic para tuitear

Instrucciones:

Primero hay que conseguir una sartén o cazuela bastante amplia. La ponemos a fuego alto. Le agregamos dos cucharadas de aceite vegetal (te sirve cualquiera que tengas a la mano).

Luego agregamos a la sartén o cazuela, una cebolla mediana picada finamente. Puede ser aproximadamente una taza de cebolla.

Agregamos también dos dientes de ajo ya pelados, los cuales deben estar previamente triturados, ya sea con un cuchillo o con una prensa de ajos. Ahora hay que revolver todo el contenido de la sartén o cazuela.

Hay que esperar un minuto a que la cebolla se cristalice y el ajo perfume el aceite. Luego de lo anterior hay que agregar 750 gramos de carne molida a la sartén o cazuela. La carne puede ser de res, de cerdo o combinada. Para este receta se uso carne de res.

Con una cuchara de madera se distribuye toda la carne en el sartén o cazuela, para que se mezcle con los trozos de cebolla y dientes de ajo.

Ahora agregaremos una cucharadita de sal. También podemos agregar pimienta negra molida al gusto, preferiblemente alrededor de media cucharadita. Se continúa mezclando todo. Recuerden que la sal va a ayudar a que la carne suelte sus jugos.

Hay que revolver de forma ocasional todo lo mezclado en la sartén o cazuela, manteniendo a fuego alto la temperatura de la misma. Cuando la carne cambie su color y que ya no se vea rosada, paramos de mezclar.

Pasados cinco minutos, ya se observa que la carne ha cambiado su color. Procedemos ahora a agregar un pimiento rojo picado finamente. También agregamos calabaza picada finamente. Agregamos trozos de zanahoria en cuadritos. Y por último agregamos alrededor de cinco champiñones finamente picados.

Se mezcla todo con la cuchara de madera. Luego agregamos un frasco de 680 gramos de salsa para pasta y la mezclamos y revolvemos vigorosamente con todo el demás contenido de la sartén o cazuela. El objetivo es que la salsa llegue a todo el resto de los ingredientes y la coción de los vegetales sea adecuada.

Colocamos ahora la tapa de la sartén o cazuela y dejamos todo a fuego medio alrededor de treinta minutos. Luego de ese tiempo le quitamos la tapa a la sartén o cazuela y mezclamos con la cuchara de madera por un rato.

Hay que probar lo hecho hasta ahora para ver si está bien de sal. Si consideras que necesita más sal, le agregas una cucharada más, y revuelves la mezcla nuevamente por tres minutos para que la sal se disuelva. Una vez que se haya disuelto la sal, apagamos el fuego.

Ahora procedemos a utilizar un tazón, y en el mismo vertimos dos tazas de requesón, y agregamos también 3/4 partes de queso parmesano rayado. Luego agregamos media cucharadita de ajo en polvo, media cucharadita de orégano seco, 1/4 de taza de perejil fresco picado, media cucharadita de sal. Se revuelve todo para distribuir bien todos los ingredientes.

Al final debe quedar una mezcla bastante cremosa y espesa.

En un molde metálico o refractario. En el mismo ponemos un poquito se aceite de oliva y lo distribuimos por todo el fondo con una escobilla para ese fin o cualquier otra herramienta de cocina.

Ahora acomodamos las láminas de pasta para lasaña (es importante que sean de las que no necesitan la cocción previa en agua) en el molde metálico o refractario. Es posible que te toque cortar algunas láminas para que se acomoden mejor.

Procedemos ahora a untar sobre las láminas de pasta para lasaña, la mezcla requesón y queso parmesano para que quede una capa gruesa de la misma.

Ahora se procede a untar sobre la capa anterior el preparado que se hizo con la carne y vegetales. Ahora agregamos sobre esta capa, otra capa, pero esta vez de queso mozarela picado. Preferiblemente esta capa de queso no tiene que ser muy gruesa. Colocamos sobre lo anterior una capa de laminas de pasta para lazaña.

Ahora colocamos una capa de la mezcla del requesón y queso parmesano. Sobre esta capa colocamos un capa de la mezcla de carne y vegetales. Nuevamente agregamos otra capa de queso mozarela.

Con una espátula haz presión sobre todo para quitar espacios o burbujas de aire. Agregamos una nueva capa de pasta para lasaña. Agregamos otra capa de mezcla de carne y vegetales.

Y por último agregamos una capa de queso mozarela. Ahora se cubre el refractario o molde metálico con papel aluminio. Ponemos el refractario o molde metálico en un horno que debe estar previamente calentado a 180 grados celsius. Hay que dejar todo en el horno de 35 a 40 minutos.

Pasados los primeros 35 minutos, abrimos el horno y le quitamos el papel aluminio al molde metálico o refractario. Volvemos a meter el recipiente al horno y lo dejamos por 5 minutos para que quede más dorado el queso parmesano de la parte superior.

Ahora sacamos el recipiente del horno y es recomendable esperar unos 5 o 10 minutos a que se enfrié la lasaña para proceder a consumirla.

No olvides que en este blog, siempre tendrás las más deliciosas recetas de cocina.

También te podría gustar...